Después de 74 años de historia en la ciudad, Vinçon cerrará sus puertas.  Ellos no han querido reorientrar su oferta para atraer a los turistas porque no querían convertirse en una tienda cualquiera y hubiese dejado de ser lugar de visita obligada para los amantes del buen diseño y los productos de calidad .

Siento una profunda tristeza al ver que locales emblemáticos de Barcelona cierran su persiana a causa del nuevo modelo de ciudad en el que se está convirtiendo Barcelona.

Adiós Vinçon, te echaremos de menos.

la foto